Un conductor de la Empresa Municipal de Transports (EMT) tras hacer un descanso de unos diez minutos y reincorporarse al trabajo sufrió un aparatoso accidente de tráfico.

El profesional conducía por la calle Illes Balears dirección Andrea Doria cuando, según su versión de los hechos, se le cayeron unas monedas del cambio al suelo. Al intentar recogerlas se mareó y perdió el conocimiento. A partir de ese instante ya no logra acordarse de nada más de los sucedido.

El varón ha sufrido dermoabrasiones y presenta un fuerte dolor lumbar.

Por su parte, la Policía Local de Palma ha podido constatar que el autobús de la EMT colisionó contra tres coches que se encontraban estacionados y contra una motocicleta.

Los daños en los vehículos son cuantiosos y el estado en el que quedaron los coches es de una gran espectacularidad.

El único herido y, de carácter leve, ha sido el conductor del autobús de línea municipal.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.