Agentes de la Policía Nacional han detenido a 13 individuos que conformaban una organización Criminal dedicado a los robos con violencia y distribución de los efectos robados.

En los meses de abril y mayo del año en curso se produjeron una serie de robos con violencia en la zona de la lonja que se caracterizaba porque las víctimas elegidas eran mujeres o viandantes ebrios. Los robos eran cometidos por tres personas de forma que uno abordaba por la espalda a la víctima y otro le cubría con una bolsa de plástico la cabeza. Lo tiraban al suelo y le robaban los enseres de valor. En los casos en que se resistían le ponían una navaja en el cuello.

Por parte del Cuerpo Nacional de Policía se emprendieron gran número de pesquisas que dieron como resultado la identificación de los miembros que ejecutaban materialmente los robos. Desde entonces y mientras se vigilaba que no cometieran nuevos hechos, fueron sometidos a gran número de vigilancias hasta lograr localizar sus domicilios y consortes, fundamentalmente los receptadores, personas que utilizaban para dar salida a los efectos sustraídos.

Poco a poco se fue cerrando el círculo y comprobando que se trataba de una banda de delincuentes muy estable con división de funciones, perfectamente organizada.

Los efectos robados eran llevados a 3 locutorios y a un comercio regentado por un individuo de origen chino que los vendían a terceras personas.

El pasado martes, reunidas todas las pruebas, se inició la fase operativa de la investigación, resultando que hasta la fecha se han detenido a 13 personas y realizado 9 entradas y registros (4 viviendas, 3 locutorios y un comercio).

Hasta el momento se han intervenido: 2.390 euros, 19 teléfonos móviles, 3 ordenadores portátiles, 3 cámaras de fotos, 1 tablet, 1 Play Satation Portable, 1 Ipod, dos radiocassettes, joyas y relojes, documentos varios,…

De los detenidos, 3 fueron excarcelados puesto que habían ingresado en prisión por hechos similares en operación llevada a cabo por la misma Comisaría de Centro y otro fue detenido en Barcelona por los Mossos d´Escuadra a requerimiento de la Comisaría. Los detenidos son 8 personas de origen marroqui, 2 personas de origen chino, 1 personas de origen paraguayo, y 2 españoles. Todos de entre 20 y 30 años de edad y la mayoría con antecedentes policiales.

Por el momento se han esclarecido 7 robos, si bien se cree que se esclarecerán algunos más, tras el estudio del material intervenido.

La operación realizada por policías de la Comisaría de Centro, sigue abierta y no se descarta de nuevas detenciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.