Palma de Mallorca /05/10/2013/

Quiso poner marcha atrás, el alcohol le jugó una mala pasada, se confundió, introdujo la primera en el cambio de marchas y se llevó por delante la fachada de un edificio.

Agentes de la Policía Local de Palma han detenido, esta madrugada, a un hombre de nacionalidad española al comprobar que había provocado daños importantes en una vivienda y que iba con una tasa de alcohol cuatro veces superior a la permitida.

Los hechos se produjeron sobre las una y media de la madrugada de hoy en la calle Quito, en la barriada de Es Molinar de Palma. Parece ser que el conductor de un todoterreno iba borracho y cuando trataba de poner la marcha atrás para salir del estacionamiento puso en su lugar la primera, aceleró bruscamente y arremetió contra la fachada de un edificio.

La Policía Local se lo llevó detenido. No hubo que lamentar daños personales de consideración, pero los materiales han sido cuantiosos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.