Una mujer de unos 28 años ha sido detenida por agentes del Cuerpo Nacional de Policía acusada de un presunto delito de robo con violencia en un supermercado próximo a la Cruz Roja de Palma. 

La delincuente, una gitana muy conocida de la zona, se personó en el súper y comenzó a cargar su bolso de objetos que no tenía pensado pasar por caja. El encargado, que la conocía de días anteriores, le llamó la atención. En ese instante, la mujer comenzó a correr y, lo hizo tan rápido, que la puerta automática de cristal de entrada y salida del establecimiento no tuvo tiempo de abrirse y la mujer se golpeó de frente con ella quedando atrapada entre ambas. 

A la llegada del encargado, la mujer le dio un mordisco, cogió la bicicleta con la que había acudido al local y trató de huir. Al percatarse de la presencia policial, la mujer tiró la bici y emprendió la huida a la carrera. 

Unas horas más tarde, la delincuente habitual, se personó en dependencias de la Policía Nacional con exigiendo a los agentes que le devolvieran su bicicleta. Los policías no le devolvieron su bici, pero a cambio le leyeron los derechos y la detuvieron. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.