Ayer, 15 de octubre, terminó la temporada oficial de alto riesgo de incendio forestal en las Islas Baleares que se inició el 1 de mayo. Hasta la fecha, se han producido 77 incendios forestales, que han afectado 2.828,2 hectáreas (1.540 hectáreas arboladas y 1.288 hectáreas sin árboles), según los datos provisionales que ha hecho públicas la Dirección General de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio climático. El número de incendios forestales de este año es casi la mitad de los que se registraron el año pasado hasta 15 de octubre (140) y es la cifra más baja de los últimos diez años en el mismo período. El 99,9% de la superficie calcinada este año es el resultado de sólo dos incendios forestales, principalmente del gran fuego de este julio en Andratx, Estellencs y Calvià, que arrasó 2.335 hectáreas, y del fuego de agosto en Artà y Capdepera , que afectó 480 hectáreas. Hay que tener presente que hasta el 25 de julio, el día antes de que comenzara el fuego de Andratx, el número de hectáreas calcinadas en las Islas Baleares era tan sólo de 10, producidas por 49 incendios. Esta cifra era notablemente inferior a la que se registró el año pasado en este mismo período, en el que se habían producido 81 incendios con una afectación de 46,8 hectáreas, y menor aún a la media de los últimos diez años hasta 25 de julio, de 67 incendios y 262 hectáreas quemadas. Por islas, los 77 fuegos registrados este año, 38 han ocurrido en Mallorca (mientras que el año pasado se le produjeron 104), 15 en Menorca (11 en 2012), 17 a Ibiza (27 en 2012) y 7 en Formentera (1 en 2012). Los 77 fuegos sólo 7 se consideran incendios, con una afectación de más de una hectárea. La superficie afectada se distribuye en 2.825 hectáreas en Mallorca, 2,4 en Menorca, 0,7 a Ibiza y 0,1 en Formentera. Cabe destacar especialmente la buena temporada en cuanto a incendios en las Pitiusas, donde los datos demuestran una muy baja siniestralidad. Sobre el origen de los fuegos, el 48% han sido causados ​​por una negligencia o por accidente, el 19% han sido intencionados, el 6%, por causas naturales, y el 4%, por causas desconocidas. El 22% restante está pendiente de investigación. Entre el 1 de mayo y el 15 de octubre el Gobierno de las Islas Baleares ha mantenido operativo un dispositivo de extinción de incendios forestales que, de la misma manera que en los dos años anteriores, ha estado formado por una plantilla de 350 personas, 9 medios aéreos, 25 medios terrestres (9 camiones autobomba, 7 brigadas terrestres y 2 de helitransportadas y 7 vehículos de vigilancia y primera intervención) y 22 puntos de vigilancia en torres de vigilancia. Hay que recordar que este operativo se vio enormemente reforzado durante el incendio forestal de Andratx, de nivel 2, en el que llegaron a intervenir hasta 30 medios aéreos, cedidos por los Ministerios de Defensa y de Agricultura, y cerca de un millar de personas. En este sentido, el Gobierno de las Islas Baleares quiere reconocer nuevamente el esfuerzo de todas las administraciones y cuerpos de seguridad implicados en la extinción de aquel devastador incendio, en especial el excelente trabajo de los profesionales del IBANAT, como también de las agrupaciones de Protección Civil y de todos los colectivos, empresas y personas que de manera voluntaria prestaron ayuda para hacer frente al peor fuego forestal que ha sufrido nuestra comunidad autónoma desde que se tienen registros. Ahora el Gobierno, en coordinación con el Consejo de Mallorca y los ayuntamientos de Andratx, Estellencs y Calvià, por medio de la Comisión Todo (s) para sa Serra!, centran todos sus esfuerzos en recuperar la zona incendiada de acuerdo con el Plan de Restauración Ambiental que esta semana ha presentado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company. Paralelamente a las tareas de recuperación de la sierra, el Ejecutivo intensificará las actuaciones de sensibilización para reforzar la conciencia del riesgo ante los incendios forestales, tanto de cara a los propietarios que viven en entornos forestales como el resto de la sociedad . Aunque se ha terminado oficialmente la época de alto riesgo de incendio forestal en las Islas Baleares, el ejecutivo recuerda que el operativo de extinción está preparado para actuar en cualquier momento del año. El Gobierno pide prudencia en todas las actividades en zonas próximas a bosques y recuerda que para hacer quemas controladas en terrenos forestales es necesaria la autorización de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.