Diego Antonio Galeote Rosselló, profesor de religión de 38 años de edad, según los expertos, tardó más de dos horas en trocear a su hermano Víctor, empaquetarlo e introducirlo en el interior de dos congeladores.

Además, unas horas antes de entregarse voluntariamente a la Policía Nacional, Diego llamó a su cuñada y le contó lo sucedido. La mujer, llamó al 091 y puso los hechos en conocimiento de la policía. El problema es que sobre Víctor no pesaba ninguna orden de búsqueda por desaparición y que las pruebas que presentaba la cuñada eran bastante inconsistentes.

Unas horas más tarde, concretamente a las 03.52 horas, se presentaba el profesor en la Jefatura de la Policía Nacional y confensaba el crimen.

Según información policial, lo más probable es que el detenido pase a disposición judicial mañana miércoles en los juzgados de guardia de vía Alemania. Durante el día de hoy está previsto que los médicos forenses practiquen la autopsia a los restos humanos hallados en el arcón congelador y en el frigorífico de la vivienda propiedad del detenido.

El arrestado, según la versión policial, vivían juntos en la misma casa desde hacía aproximadamente un año, lo que había provocado fuertes desavenencias entre ambos.

En la confesión prestada ante los agentes, Diego Antonio Galeote Rosselló, afirmó que tras una de las múltiples riñas mantenidas con su hermano pequeño en el domicilio, Víctor cogió un martillo e intentó agredirlo, pero como él era más fuerte y tenía más destreza, consiguió arrebatarle la herramienta y asestarle varios golpes en la cabeza hasta que lo dejó tendido en el suelo. Una vez allí, lo remató.

Con la finalidad de esconder el cuerpo, el profesor, cogió una radial y otras herramientas, lo troceó y lo guardó en los congeladores.

Por el momento, los investigadores del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía sostienen que han localizado varias de las herramientas utilizadas, pero aun tratan de localizar la radial.

El cuerpo fue troceado en pedazos muy pequeños y limpios, por consiguiente, los forenses y Policía Científica puntualizan que fue necesaria la utilización de algún tipo de maquinaría eléctrica.

Por su parte, algunos vecinos afirmaron ante la Policía Nacional que el pasado miércoles vieron a Víctor con vida, por tanto, la fecha de la muerte se reduce a una semana. La autopsia confirmará este punto.

 

(Habrá ampliación a lo largo del día)

 

Un profesor de religión descuartiza a su hermano pequeño y confiesa el crimen en Palma (Pulsar aquí)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.