Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un local de juego clandestino ubicado en una vivienda de los extrarradios de Santa Eulalia de´s Riu, en Ibiza. En este domicilio se realizaban partidas de cartas en las que se apostaban diariamente cantidades que oscilaban entre los 5.000 y 25.000 euros, pudiendo haber movido más de 216.000 euros en apuestas durante el mes de octubre. El garito funcionaba cuatro días a la semana hasta altas horas de la madrugada, llegando a estar en algunas ocasiones casi 24 horas seguidas en funcionamiento con partidas de Póquer Texas, uno de los juegos con más auge en la actualidad y con cruce de apuestas de importantes sumas de dinero.

El dispositivo policial se activó durante la madrugada del pasado viernes, 25 de octubre, por agentes de la Brigada de Juego de la Jefatura Superior de Policía en Illes Balears, apoyados por policías adscritos a la Comisaría Local de Ibiza. Una investigación que se inició al tener conocimiento de la práctica de partidas de cartas en la modalidad de Póquer Texas en las cuales se apostaban sumas importantes de dinero. Las puestas y juegos se realizaban durante cuatro días a la semana, a partir de las 22:00 horas hasta las 05:00 de la madrugada, dependiendo del día de la semana. En alguna ocasión las partidas se prolongaron hasta las 20 horas del día siguiente. El dinero que diariamente se podría generar en apuestas oscilaba entre los 5.000 euros y los 25.000 euros.

El croupier, el prestamista y los jugadores

Tras la entrada en el interior de la vivienda, los agentes comprobaron como nueve personas se encontraban alrededor de una mesa de póquer jugando al denominado “Póquer Holde’m Texas”, sin la correspondiente autorización administrativa. Los policías identificaron al arrendador de la vivienda, el organizador, el croupier, el prestamista y los jugadores.

En el registro se intervinieron 1.960 euros procedentes de las apuestas ya realizadas, además de dos maletines con material, barajas españolas, barajas americanas, series de dados, dos mesas de póquer, así como fichas numerativas y valorativas que en el momento de la intervención policial se encontraban encima de la mesa de juego, por un valor total, de 8.303 €.

Esta inspección ha constatado que durante el mes de octubre el local generó un movimiento de dinero de 108.150 €, de los cuales el organizador detraía un 10%, se trata de la cifra perteneciente al “rake”, no obstante el computo total de movimiento de dinero en el mes de octubre, asciende a 216.300 €.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.