El Consejo de Mallorca ha celebrado hoy el Día Internacional de la Biblioteca, una conmemoración que, cada 24 de octubre, sirve para incidir en el papel que estos espacios culturales ejercen actualmente como instrumentos de aprendizaje y de dinamización ciudadana y comunitaria. Este día, instaurada en 1997 en recuerdo de la destrucción de la biblioteca de Sarajevo, incendiada en 1992, pretende reivindicar la extraordinaria contribución que han realizado las bibliotecas en el progreso y la divulgación de la cultura en todo el mundo.

En este sentido, y con el fin de sumarse a la conmemoración, el Consejo ha desarrollado esta mañana un amplio abanico de actividades, que han contado con la participación del vicepresidente de Cultura, Patrimonio y Deportes, Joan Rotger, la directora insular de Cultura y Patrimonio, Catalina Sureda, y la directora de la Biblioteca de Cultura Artesana (BCA), Carmen Martínez, además de técnicos y profesionales del departamento. 

En primer lugar, y como acto central de la jornada, el vicepresidente del Consell ha inaugurado la nueva sala de estudio de la BCA. que ocupa el espacio anteriormente asignado a la librería Isla de Mallorca, en la planta baja del edificio de Vía Roma. Esta dependencia, de 100,8 metros cuadrados, está equipada con 26 puntos de lectura y cuenta con servicios de sala de estudio, reserva de espacio para trabajos en grupo, consulta de catálogos, información y referencia y, a la vez, funciona como sala polivalente para la realización de actividades.

Posteriormente, también dentro del programa del Día Internacional de la Biblioteca, el vicepresidente insular ha presentado el nuevo portal web de Bibliotecas del Consejo de Mallorca, que, según sus palabras, “contribuirá a fortalecer los lazos de unión y colaboración entre los diversos equipamientos de la red, y hará más accesible su contenido a los usuarios “. Cabe recordar que esta red está integrada por 70 bibliotecas distribuidas en 47 municipios que mantienen convenios de colaboración con el Consejo de Mallorca.

Por otra parte, en los Jardines de la Misericordia, de las 11.30 a las 13 horas, ha tenido lugar, a cargo de la Escuela Superior de Diseño de las Islas Baleares, un taller de origami, que también ha sido visitado por los responsables institucionales de la Vicepresidencia de Cultura, Patrimonio y Deportes. El origami es una técnica de origen japonés consistente en el plegado de papel prescindiendo de la utilización de tijeras y pegamento, y obteniendo figuras de formas variadas, muchas de las cuales podrían considerarse auténticas esculturas de papel. Joan Rotger ha agradecido a la Escuela de Diseño, representada por su subdirectora, María Abando, la implicación mostrada en la celebración del Día Internacional de la Biblioteca.

Finalmente, a las 12,30, el vicepresidente del Consell ha inaugurado la exposición ‘Joan Mascaró, la vida inglesa’, en la sede de la Biblioteca Lluís Alemany. En cualquier caso, el abanico de propuestas culturales en torno a esta conmemoración proseguirá durante la tarde, y también en días próximos. Así, este atardecer Mar Rayó dirigirá una sesión del club de lectura, en torno a la obra de John Boyne titulada ‘La casa del propósito especial’.

Además, durante una semana, hasta el 31 de octubre, nuevamente gracias a la aportación de los alumnos de la Escuela Superior de Diseño, se está procediendo a la decoración de la sede de la Biblioteca de Cultura Artesana. El objetivo es crear mil grullas de papel con la técnica del origami. Y, por último, también del 24 al 31 de octubre, la BCA acoge la exposición de una pequeña selección de su fondo especializado en artes y oficios, que se completa con una guía de lectura.

Durante su intervención, Joan Rotger ha destacado el “formidable estado de salud de la BCA como espacio bibliotecario de referencia en nuestra isla de Mallorca” Según los datos de 2012, la biblioteca acogió la visita de 165.180 usuarios, con una media mensual de 13.765 lectores. Por otra parte, el número de socios subió a 24.143, de los cuales 1.829 se inscribieron por primera vez. A fecha de 31 de diciembre del año pasado, la BCA disponía de un fondo de 67.791 ejemplares, habiéndose realizado 44.938 préstamos de libros u otros materiales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.