La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizó, en la madrugada de ayer, un macro-control de alcoholemia y documentación en Palma.

Concretamente, el amplio dispositivo, dirigido por el máximo responsable del Sector de Tráfico en Baleares, el comandante Domingo, se ubicaron entre la salida de Son Rapinya y el carril de aceleración de la vía de cintura de Palma, la Ma-20, sentido aeropuerto.

Durante gran parte de la noche los agentes sometieron a un gran número de conductores a las correspondientes pruebas de alcoholemia, dando muchos de ellos positivo.

Llama la atención que, entre los múltiples positivos, se notó un gran aumento de ‘positivos femeninos’, es decir, que fueron muchas las conductores que habían ingerido alcohol y se habían puesto al volante de sus vehículos.

La Guardia Civil comunicó que, en los próximos días, se continuará con la intensificación de controles, especialmente en las madrugadas de los fines de semana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.