Los servicios de emergencia reciben una llamada: “Agentes, en la plaza Pere Garau de Palma un hombre se ha precipitado desde un primer piso”. Trasncurridos varios minutos, una nueva comunicación alerta: “El precipitado que estaba en el suelo se ha levantado y se ha ido”

A la llegada de los equipos de emergencia localizan a un ciudadano de nacionalidad china, completamente borracho, que se quejaba de un fuerte golpe en su trasero.

A la llegada de la ambulancia del SAMU-061, los sanitarios pueden comprobar como el varón sufre lesiones muy graves y que apenas puede colocarse en la ambulancia para ser trasladado del fuerte dolor que tenía.

Los testigos apuntan a que el hombre llevaba bebiendo desde las dos de la tarde y que la caída se produjo sobre las 22 horas de ayer domingo.

El varón vive en un ‘piso patera’ con más de 40 chinos en la citada plaza. Los testigos dicen que estaba sentado en la ventana de su casa cuando, por causas que se desconocen, pero todo apunta a que fue el alcohol, se cayó de culo desde el primer piso.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.