A las tres y diez de la madrugada del sábado al domingo un joven motorista de tan solo 17 años de edad, sufría una caída casual con la motocicleta de 125 centímetros cúbicos que circulaba y, una hora más tarde, fallecía durante su traslado hasta el hospital de Son Espases.

Al parecer y, según las primeras investigaciones realizadas por la Policía Local de Capdepera y el relato de una testigo (amiga de la víctima mortal), el joven circulaba con una Scooter 125 Piaggio por la vía Mallorca y el accidente se produjo al coger la calle Magallanes. La chica que iba delante suya en un ciclomotor, en un momento dado, escuchó un fuerte golpe, se giró y vio a su compañero en el suelo.

Varias ambulancias medicalizadas y el médico del PAC de la localidad se desplazaron hasta el lugar para atender al herido. Entre todo el dispositivo sanitario tras, algo más de una hora, consiguieron reanimar al chico, estabilizarlo e iniciar su traslado hasta el hospital de Son Espases. El estado del joven motorista era tan grave que durante el traslado el paciente entró en parada cardiorrespoiratoria y murió durante el trayecto. La hora oficial de la muerte fue las 04.27 horas.

El motorista tuvo tan mala suerte que llevaba un casco abierto y colisionó con su cara en uno de los bordillos provocando una fractura de la base del cráneo.

Según información oficial facilitada a Crónica Balear, el fallecido responde a la identidad de CH. R. A., de 17 años de edad y vecino de la localidad de Capdepera. Trabajaba como tiquetero en un local y tenía una gran vinculación al mundo del básquet.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.