Antes de comenzar a leer esta noticia, visualizar el vídeo o ver las fotografías que les adjuntamos, les pedimos que si son personas sensibles no lo hagan. 

Les presentamos la ‘Krokodil’, se trata de una droga extremadamente peligrosa y con unos efectos escalofriantes.

Quizás les parezca una historia sacada de una de las peores películas de terror del panorama cinematográfico, pero a veces, la realidad puede superar la ficción. 

 

Esta poderosa droga desomorfina, procedente de Rusia,  es un opiáceo sintético muchas veces más poderoso que la heroína creado a través de pastillas para el dolor de cabeza, yodo, tiner y alcohol.

Lo económico de su preparación la ha convertido en una de las favoritas de los jóvenes rusos quienes juegan con la muerte al consumirla.

Los componentes son derretidos para llevarla a un estado líquido tal y como se hace de manera habitual con la heroína pero su poder destructivo es tres veces más letal.

Literalmente la droga devora la piel humana que al principio se torna de un color verdoso y luego, literalmente se cae a pedasos, el letal veneno no solo consume la piel si no que pulveriza los huesos y los dientes de igual forma.

Lo peor de esta sustancia no es su poder destructivo si no el adictivo, que es más alto que la de cualquier otra droga existente. Las personas que la consumen vuelven a hacerlo incluso después de tener terribles afecciones como las que han podido ver.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.