La consejera de Medio Ambiente, Catalina Soler, acompañada del director insular de Caza, Joan Escalas, y el jefe de Programas de la institución insular, Pedro Bestard, ha entregado hoy los precintos a los cotos de caza mayor de Mallorca (Formentor, Cala Murta, Ternelles, La Victoria y es Teix).

Este distintivos son la guía de circulación de los ejemplares hasta de cabra salvaje mallorquina abatidos, que permiten identificarlos según sus características. Este año, el departamento insular de Caza les ha renovado con un nuevo color y con un nuevo sistema de fijación de difícil apertura, para mejorar su uso.

Los responsables cotos han recibido de manos de la consejera Catalina Soler un total de 338 precintos para la próxima temporada, de los cuales 62 serán para capturas merecedor de medalla, dado el aumento de calidad de los trofeos y la excelente pureza de los ejemplares. Esta situación, según ha explicado la consejera, es el resultado de la gran labor que realiza el departamento mediante los censos anuales y la revisión de los planes cinegéticos, que permiten llevar a cabo un exhaustivo y riguroso control demográfico del chivo balear, y al mismo tiempo garantizar el equilibrio con el medio ambiente y mejorar la calidad de los trofeos.

Según los datos recabados por el departamento, todos los cotos de caza mayor de Mallorca cumplen los parámetros establecidos. La media de densidad de población del chivo balear se sitúa entre 0,10 y 0,15 individuos por hectárea, lo que ratifica la estabilidad de la población y mantiene las buenas perspectivas para la práctica cinegética, una actividad que crece cada año y que se ha convertido en una nueva oferta turística en Mallorca.

Este año ha aumentado el número de cazadores que visitan la isla para conseguir un ejemplar, muchos procedentes de Rusia y Estados Unidos. El chivo balear, o cabra fina salvaje mallorquina, fue homologado en 2004 como trofeo de caza mayor y en 2008 entró a formar parte del circuito de Grand Slam cinegético. Se trata de una variedad caprina con identidad genética y morfológica propia de Mallorca, que se ha convertido en uno de los trofeos más apreciados internacionalmente.

El acto ha contado con la presencia de numerosos representantes de los cotos de caza mayor de Mallorca; Rafael Cárdenas, Tomeu Berga y Luis Berga de Formentor, Xisco Santacreu y José Mejías de cala Murta; Xisco Marroig de Ternelles; Juan J. Hernández de la Victoria y Pedro Ginard de es Teix.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.