A veces las caídas más tontas son las que peores consecuencias pueden conllevar. Es el caso de una pareja de novios que circulaban en un ciclomotor por la calle Benito Jerónimo Feijoó de Portals, en Calvià. 

Por causas que se desconocen y, que ni los propios implicados saben aportar explicación alguna, el vehículo se les fue de las manos, perdieron el control y colisionaron contra la calzada. 

El conductor, un chico de nacionalidad española, resultó herido leve, pero su novia no tuvo tanta suerte. La caída le provocó una fractura de cadera y policontusiones y dermoabrasiones por todo el cuerpo. 

Una ambulancia del SAMU 061 se hizo cargo de los heridos.

Por su parte, la Policía Local de Calvià se ha hecho cargo de la investigación de lo sucedido y de cumplimentar el correspondiente atestado. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.