El Centro de Salud Son Gotleu realiza desde el pasado 23 de septiembre intervenciones de cirugía menor ambulatoria todos los lunes, con lo que se evita que los pacientes deban trasladarse al Hospital Son Llàtzer. Las intervenciones más habituales son las relacionadas con lesiones cutáneas (nevus, quistes sebáceos, lipomas o fibromas blandos) y de las uñas. Habitualmente se realizan 7 intervenciones cada lunes y no pasan más de 15 días desde que el médico de cabecera considera necesario realizar la cirugía hasta que el paciente es finalmente intervenido. Este tipo de intervenciones se realizan actualmente en 12 centros de salud de Baleares a más de Son Gotleu: Son Pizá, Son Rutlan, Son Serra, Esporles, Palmanova, Santa Ponça, Coll d’en Rabassa, Emili Darder, Escola Graduada, Son Ferriol, Santanyí y Vilafranca. El consejero de Salud, Martí Sansaloni, acompañado por el director general del Servicio de Salud, Miguel Tomás, ha visitado el Centro de Salud Son Gotleu para ver de primera mano cómo funciona la consulta de cirugía menor ambulatoria. Durante la visita han estado acompañados por el gerente de Atención Primaria de Mallorca, Federico Sbert, el subdirector quirúrgico de Son Llàtzer, Juan José Pujol, y la coordinadora del Centro de Salud Son Gotleu, Carmen Frontera. El objetivo de esta colaboración colaboración entre el CS Son Gotleu y el Hospital Son Llàtzer es, por una parte, reducir las listas de espera y, por otro, acercar un procedimiento que se lleva a cabo en el hospital a los usuarios del centro de salud , a fin de lograr disminuir la angustia que genera un procedimiento quirúrgico en cualquier paciente, al ser tratados por su médico o enfermero habituales. La participación en las intervenciones tanto de cirujanos del Hospital como de médicos de familia y enfermeros de Atención Primaria posibilita que a corto y medio plazo aumente la capacidad de resolución de Atención Primaria. Para programar las intervenciones-que se hacen los lunes – el centro dispone de una sala dotada con el equipamiento y el material necesario para la actividad quirúrgica se lleve a cabo con la máxima seguridad para el paciente. Se incluye una camilla hidráulica, un bisturí eléctrico, lámparas de luz fría, material de reanimación cardiopulmonar avanzada, etc.     Si durante un acto quirúrgico se detecta la necesidad de un tratamiento de cirugía más complejo, el paciente es derivado al Servicio de Cirugía del Hospital Son Llàtzer. En caso de que sea necesaria una exploración complementaria-como es el caso de las biopsias-se tramita directamente la solicitud de petición y remisión de la muestra al Servicio de Anatomía Patológica del Hospital.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.