Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron, en la mañana de ayer, a un yonqui que se atrincheró en una chabola de Son Banya para meterse un ‘pico’ de droga. 

El arrestado, un varón de unos 34 años de edad, tenía una orden de alejamiento de su mujer e hijos. Sobre las 11 horas de ayer, el varón se personó en la chabola de su exmujer, forzó la puerta y se introdujo en una de las habitaciones para poder inyectarse la droga con tranquilidad. 

En ese instante, la mujer solicitó ayuda a la Policía Nacional quienes acudieron al lugar. Una vez allí, el yonki se atrincheró en la habitación y fue necesario el uso de la fuerza para poder reducirlo. 

Sobre el acusado pesaba una orden de alejamiento de 500 metros de su mujer e hijos. 

El acusado ha sido puesto a disposición judicial. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.