La Guardia Civil ha detenido a tres mujeres de 21, 22 y 40 años de edad, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública de tráfico de drogas y otro de defraudación del fluido eléctrico.

Gracias a la colaboración ciudadana, agentes de P. J. de la Guardia Civil de Llucmajor, localizaron un piso en S’ Arenal donde una de las habitaciones estaba perfectamente acondicionada para el cultivo, cuidado y elaboración de ‘marihuana’.

Tras comprobar que el contador de electricidad estaba manipulado para no registrar el consumo de la vivienda por parte de operarios de GESA, se solicitó una orden de entrada y registro al domicilio, hallando en el interior más de 200 plantas de tamaño medio de ‘cannabis sátiva’ que arrojaron un peso total de 9 kilos, se intervino además 9.000 € en efectivo producto de la venta del estupefaciente, así como un laboratorio completo para procesar las plantas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.