Sa Coma /01/09/2013/

Völker Rainer, el alemán de 64 años fallecido al ser asaltado en su domicilio de Sa Coma, en Sant Llorenç des Cardassar, recibió numerosos golpes en la cabeza y distintas partes del cuerpo. Su mujer, de 67 años, también presentaba diversas lesiones y fue trasladada al hospital de Manacor, donde quedó ingresada. La ciudadana alemana se encuentra en estado de ‘shock’ y los investigadores esperan que se mejore para poder tomarle una declaración más detallada acerca de lo sucedido.

La Policía Judicial de la Guardia Civil investiga el caso y la principal línea de investigación se centra en el robo. Los hechos ocurrieron el viernes, día que casualmente la mujer celebraba su cumpleaños. La pareja fue atacada en su domicilio, un cuarto piso en un complejo residencial situado en la calle Ficus de sa Coma. Los delincuentes fueron a la vivienda a primera hora de la mañana. Accedieron al interior de la misma, ataron de pies y manos a Völker y su mujer y les propinaron numerosos golpes por todo el cuerpo. Los ladrones revolvieron la casa y parece ser que tenían un objetivo claro, que podría ser dinero, ya que en la casa se encontraron algunas joyas de la mujer que los ladrones no se llevaron. Al parecer el matrimonio había vendido un negocio recientemente y se había trasladado a vivir definitivamente al piso de sa Coma hacía unas dos semanas, según explicaron algunos vecinos. Los delincuentes huyeron y dejaron a la pareja atada de pies y manos en el baño. A Völker también le cubrieron la cabeza con una manta.

Sobre las diez y media de la noche, es decir, al cabo de más de 12 horas, el vecino del quinto piso escuchó sollozos y pidió a la vecina del tercero que llamara a la policía. Una patrulla de la Policía Local de Sant Llorenç acudió a la vivienda. Al acceder al interior hallaron a la pareja atacada en un estado lamentable.

Los ladrones se habían ensañado a golpes con Völker, el cual estaba en parada cardíaca. Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por salvarle la vida. Ella también tenía la cara y la ropa ensangrentada, presentaba diversas lesiones y fue trasladada al hospital de Manacor, donde continúa ingresada, y no se teme por su vida.

A partir de entonces la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación. El cadáver de Völker fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Palma donde se le practicará la autopsia que concretará si el varón falleció a causa de los golpes o por un paro cardíaco a raíz de la paliza.

La vivienda del matrimonio fue precintada. Durante la noche los investigadores estuvieron recogiendo pruebas y ayer regresaron para entrevistarse con los vecinos.

[iframe width=”480″ height=”360″ src=”//www.youtube.com/embed/Oh1VAYZOK94″ frameborder=”0″ allowfullscreen]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.