Palma de Mallorca/03/09/2013/

El Programa de fisioterapia y rehabilitación que desarrolla el Centro Base Joan Crespí, dependiente de la Consejería de Familia y Servicios Sociales, ha sufrido un fuerte incremento de trabajo durante el último año. Así, de un total de 118 personas atendidas durante el ejercicio de 2011 se pasó a las 178 de 2012, lo que representa un aumento del 50,85%.

Respecto al número de sesiones terapéuticas hechas, en 2011 se contabilizaron 2.709, mientras que en el ejercicio 2012 se llegó a la cifra de 3.216, que en porcentajes representa una subida del 18,72%, así lo ha explicado la consejera de Familia y Servicios Sociales, Sandra Fernández, en la visita realizada hoy en el centro.

Si analizamos los datos de este año, entre enero y julio de este año las sesiones realizadas son ya 2.146 y se han atendido un total de 120 personas.

Este incremento del volumen de trabajo experimentado en los últimos tiempos ha hecho que la Consejería decida incorporar un fisioterapeuta y un auxiliar de enfermería en la plantilla. Así, una vez efectivas las nuevas incorporaciones, el servicio queda cubierto por un equipo multidisciplinar formado por una médica rehabilitadora, cuatro fisioterapeutas y un auxiliar de enfermería.

Este aumento de personal técnico hará posible, además de agilizar el servicio, una mayor especialización de las tareas e incrementar el uso de la piscina de hidroterapia y las sesiones de electroterapia.

El Programa de Fisioterapia y Rehabilitación va dirigido, prioritariamente, a usuarios con afectación neurológica crónica grave de cualquier índole, con el fin de tratar, asesorar y / o proporcionar ayudas técnicas, según la necesidad de cada caso. Este servicio se inició en el mes de abril de 2010 de forma general. En octubre del mismo año empezaron los tratamientos de hidroterapia y el mes de noviembre los de acupuntura y punción seca.

Se trata de un programa del Gobierno incluido en el SEPAP (Servicio de Promoción de la Autonomía Personal ubicado en el mismo edificio), que gestiona el PREDIF-Ib (Federación de Personas con Discapacidad Física de Baleares) conjuntamente con la Dirección General de Servicios Sociales y, en concreto, con la dirección del Centro base. A través de este trabajo, se atiende a personas para facilitarles, mostrarles y reeducarlos para la consecución de mayores niveles de autonomía personal.

La consejera ha estado acompañada por el director general de Servicios Sociales, Rafael Romero, el director de la Fundación de Atención y Apoyo a la Dependencia y Autonomía Personal de las Islas Baleares, Javier Ureña, y la directora técnica Sira Fiz.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.