La Policía Nacional no imputará ningún delito a la madre que abortó y tiró el cadáver de su hijo en el depósito de basuras de la calle Balanguera de Palma y que se encontró ayer a las 15:00h.

A lo largo del día de hoy se practicará la autopsia del feto que se recuperó de dichos contenedores subterráneos para confirmar o desmentir la hipótesis mantenida por la madre, que en el momento de nacer ya estaba muerto. Esta teoría también la habría confirmado el forense, que en un principio habría determinado que se trataba de un aborto natural.

En un primer momento, la mujer había retenida en el hospital hasta que la interrogó la policía del Grupo de Homicidios.

Según ha podido saber este medio, el hijo no habría sido buscado ya que vendría de una relación esporádica que la madre le habría ocultado incluso al padre del neonato fallecido.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.