Palma de Mallorca/08/09/2013/

La Plataforma para la Estabilidad de las Policías Locales de las Islas Baleares ha denunciado la próxima designación de una nueva promoción de policías locales para la isla de Ibiza que, según las noticias extraoficiales, están a punto de crearse. La Plataforma califica esta acción del Govern de “aberración”, puesto que, según la misma, la Policía Local cuenta con 8 años de problemática que no se solucionará creando plazas nuevas.

 

La base del problema no es la creación de nuevos agentes, ya que éstos son necesarios, de lo que se queja la Plataforma es del sistema para hacerlo ya que la formación de los nuevos policías no implica la incorporación estable a una plantilla de un municipio en concreto. En esto, el caso de las Policías Locales de Baleares es diferente al resto de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (autonómicos y nacionales). En las islas, cuando se supera un proceso selectivo y se pasa el periodo de formación, el el agente se encuentra en situación de desempleo, eso sí, dotado de conocimientos como manejo de armas, procedimientos policiales o similares y en el mejor de los casos gracias a la nueva reforma de Ley de Coordinación de Policías Locales y después de volver a pasar otro proceso selectivo trabajará máximo 6 meses al año, hasta que los ayuntamientos convoquen plazas estables y el agente consiga hacerse con una de ellas después de competir con cientos de agentes interinos con mucha más experiencia.

Recordemos, que en la gran mayoría de cuerpos policiales, la figura del policía interino esta absolutamente prohibida, ya que la particularidad de esta profesión hace que se deba dotar de cierta protección a través de la figura del funcionario de carrera para garantizar la mayor imparcialidad posible, seguridad jurídica y laboral, sin embargo, en las Baleares, la figura del policía interino es la más habitual ya que cientos de agentes ejercen con diferentes modalidades de contratos interinos.

 

Actualmente más de 200 policías locales formados por la EBAP no desarrollan su labor por un plazo superior de 6 meses en el periodo de un año, formando parte de las listas del SOIB el tiempo que los ayuntamientos no cuentan con sus servicios, lo que dificulta que se puedan seguir formando para perfeccionarse y la motivación a la hora de salir a la calle a trabajar, pues han de ir más alerta que el resto de sus compañeros, ya que sufrir una lesión prestando servicio o entrenando puede significar no encontrarse en las condiciones físicas necesarias para la firma de un nuevo contrato.

Además de todo lo anterior, las recientes reformas de la Conselleria de Admistraciones Públicas han reducido de 9 a 6 meses el periodo por el que podían ejercer los denominados policías turísticos. Han anunciado a bombo y platillo la desaparición de la figura, pero la han substituido por una que todavía acarrea más precariedad laboral. Han recortado más de la mitad la subvención que dotaban a los municipios para la contratación de personal (en 2012 se dotó una partida de 3,1 millones de euros para medios humanos; en los presupuestos de 2013, 1,5 millones, de los cuales un 30% se ha de destinar a medios materiales).

 

La Plataforma para la Estabilidad de las Policías Locales de las Islas Baleares viene solicitando la creación de un plan de estabilidad que regule la situación de plantillas respecto a la cantidad de personal interino existente, del cual se esta abusando (motivo por el que algunos policías han dado el paso de denunciar a los municipios), la excusa, es que no hay dinero. De la misma manera también solicitan que se cubran las vacantes existentes, a lo que, según ellos, se les da la misma excusa, no hay dinero. Tal y como dice la Plataforma: “¿se recorta en más de un 50% la subvención, y sin embargo, si hay dinero para crear una nueva promoción?, no lo entendemos”.

 

El Caso de Ibiza

El argumento para realizar la nueva promoción que está a punto de crearse, ha sido el mismo se utilizó para realizar la última de Ibiza, “hacen falta policías en verano”, parece ser que no resultó tal como se esperaba ya que al poco se vuelve a dar la misma situación.

Se convocaron 25 plazas para la promoción, consiguieron pasar el proceso selectivo 22 personas, de esas 22, la gran mayoría, eran residentes en Mallorca que fueron a examinarse en Ibiza. Al acabar la academia y realizar las prácticas en municipios pitiusos, unos optaron por trabajar en Mallorca y otros por seguir en Ibiza, estos últimos, en la siguiente temporada, vieron retrasada su incorporación por las dudas sembradas por el Govern a la hora de otorgar las subvenciones, por lo que los agentes, que se encontraban desempleados, en lugar de continuar pagando un alquiler en el municipio de la isla vecina a la mínima ocasión de poder trabajar en Mallorca optaron por volver.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.