Mallorca/18/09/2013

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, y la directora general de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático, Neus Lliteras, han visitado hoy la finca pública de Galatzó, en el municipio de Calvià, para presentar el convenio de colaboración entre el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) y la Fundación Natura Parc para el desarrollo del uso de pastoreo intensivo con ganado equino (asnos) para el tratamiento de combustible vegetal en las fajas de defensa y áreas de prevención contra incendios forestales. Al acto también han asistido los concejales de Calvià Miquel Bonet, Jaume Bestard y Antonio Alarcón, el presidente de la Fundación Natura Parc, Antoni Mas, y el gerente del Ibanat, Eduardo Parga. El convenio prevé actuaciones de prevención y limpieza forestal en diversas zonas del Paraje Natural de la Sierra de Tramuntana, entre ellas la finca pública de Galatzó, y del Parque Natural de Llevant, mediante ganado equino que ha encontrado abandonado y que ha sido recuperado y reeducado en el departamento de fauna doméstica de la Fundación Natura Parc, la única entidad destinada al rescate y gestión de los equinos abandonados en la isla de Mallorca. “El espíritu de este convenio es utilizar los animales en tareas de prevención de incendios. Se trata de volver a hacer lo que hacían nuestros abuelos, a una manera tradicional de mantener limpios los bosques, como complemento a otras actuaciones que también se realizan “, ha destacado el consejero. Los animales, que en algunos casos habían sufrido malos tratos , han sido reeducados para volver a ser productivos y para adaptarse al nuevo medio donde habitarán, donde principalmente se alimentarán de carrizo. Además, se ha llevado a cabo un control veterinario de estos ejemplares que han sido identificados con microchips y dos de ellos se les ha instalado, además, un dispositivo de localización vía satélite GPS para controlar en todo momento su situación. Inicialmente, el proyecto cuenta con una población de hasta treinta asnos que pacerán en las zonas forestales que IBANAT considere más oportuno y adecuado en función de la vegetación existente. En concreto, en la finca pública de Galatzó se encuentran diecisiete asnos. Su principal objetivo es consumir vegetación para reducir así la carga de combustible vegetal y construir fajas de seguridad que permitirán minimizar el riesgo de propagación de un posible incendio forestal y facilitar el acceso rápido y efectivo de los medios de extinción terrestres. Este convenio supone una inversión de 110.000 euros aportados a partes iguales por el IBANAT y la Fundación Natura Parc y conlleva la creación de dos puestos de trabajo. Por un lado, un biólogo, que coordinará el proyecto y estudiará la evolución de los animales y del entorno natural donde pacerán, y por la otra, un técnico de mantenimiento que dará apoyo material al proyecto. Además, en cuanto los medios técnicos, el proyecto cuenta también con maquinaria forestal, material diverso de manejo y transporte de animales y un sistema de suministro de agua mediante bebederos. El convenio tiene una vigencia inicial de un año con posibilidad de prorrogarse de mutuo acuerdo por anualidades hasta un máximo de cinco. La utilización de equinos para hacer fajas contra incendios forestales ya se ha hecho anteriormente en otros lugares de Mallorca , principalmente en el término de Artà, con resultados muy satisfactorios. Concretamente, desde el año 2005 se ha actuado sobre una superficie de 254,8 ha del Levante de la isla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.