Palma de Mallorca/16/09/2013/

El Patronato del Teatro Principal ha aprobado, esta mañana, el balance anual sobre la gestión del Teatro Principal, correspondiente a la temporada 2012-2013, el cual comprende tanto la evolución de la asistencia de público como datos sobre recaudaciones y programación. Posteriormente, el vicepresidente de Cultura, Patrimonio y Deportes, Joan Rotger, ha presentado los datos en convocatoria informativa, acompañado de la directora del Teatro Principal, Margalida Moner, y el director artístico, José María Moreno.

Por un lado, cabe destacar que el número de espectáculos disminuyó durante la temporada pasada, en relación al curso 2011-2012, pasando de 110 a 99 y de 211 funciones a 175. El motivo de este descenso, según ha remarcado el vicepresidente, es “la apuesta del Teatro Principal para las representaciones de producción propia, que implican una ocupación más elevada del espacio escénico y, por tanto, disminuyen su disponibilidad”. A pesar de este descenso, el número de espectáculos programados es superior a los de los cursos 2008-09 y 2009-2010, y es, prácticamente, el mismo que el de la temporada 2010-2011.

Una de las mejores noticias de este balance es el incremento sustancial en la asistencia de público, que, de hecho, es una tendencia constante durante las últimas temporadas. El curso 2012-2013 registró 56.941 espectadores, con una media de 325 asistentes por función. El aumento es de unos 4.500 espectadores más que la temporada anterior, ii más de 16.000 más que en la temporada 2010-2011.

Estos registros de asistencia se han conseguido, además, con una notable reducción del número de invitaciones. Así, sólo el 17,71% de los espectadores que han acudido a las representaciones esta última temporada lo ha hecho mediante invitación, mientras que hace sólo cuatro años este porcentaje era del 32,4%.

A raíz del aumento de asistencia de público, también se constata un importante incremento de la recaudación durante los últimos años. Esta última temporada, la recaudación se situó por encima de los 775.000 euros, con una media de casi 11.000 euros por espectáculo, mientras que hace cuatro años las cifras eran de 442.000 euros y algo más de 6.000 euros por representación.

Aunque la cantidad global de recaudación ha disminuido ligeramente en relación a la temporada 2011-2012, los ingresos por espectáculo han aumentado significativamente. En concreto, se registra un aumento de más de 2.500 euros por representación. Esta reducción de la recaudación global se debe a la disminución de la cantidad de espectáculos programados, pero deja constancia de una clara mejoría en el rendimiento económico de cada una de las funciones que se han llevado a cabo.

Los precios de las entradas se han mantenido estables, con una media de 12 euros por espectáculo, que es la misma de las últimas 4 temporadas. 

En palabras de Joan Rotger, la conclusión del balance de recaudación “es clara: más ingresos, más rendimiento económico por espectáculo, y mantenimiento del precio de la entrada en unos momentos de crisis que exigen facilitar al máximo el acceso del público a la cultura “.

Por otra parte, para salas, se constata un incremento notable en la venta de entradas en la Sala Gran y una disminución en la Sala Pequeña que no hay que considerar significativa, ya que está directamente relacionada con la reducción de los espectáculos programados en este espacio escénico, que han pasado de los 35 de la temporada 2011-2012 a los 11 de la pasada temporada. Aun así, la media de público por función ha aumentado, tanto en la Sala Grande como la Sala Pequeña, y también se ha incrementado la ocupación media en ambas salas respecto a las dos últimas temporadas.

En relación a este último punto, es importante también destacar que la nueva temporada del Teatro Principal, presentada hace sólo unos días, contempla un más que notable aumento de la actividad escénica en la Sala Pequeña, que corregirá el déficit de espectáculos registrado este curso pasado.

En cuanto al balance de la programación por géneros, la música ha estado por encima del resto de modalidades durante las últimas 5 temporadas, con la única excepción de la temporada 2011-2012, en que fue superada por las representaciones teatrales. En cambio, teniendo presente el número de funciones, el teatro ha estado por encima de la música, totalizando 74 funciones la pasada temporada frente las 35 funciones de carácter musical.

Sobre la temporada pasada, es necesario también fijarse en el espectacular incremento del número de funciones líricas: 21 frente las 9 de la temporada 2011-2012, reflejando esto la apuesta que el Teatro Principal ha realizado para consolidar tanto la Temporada de Opera como otras iniciativas de las mismas características que contribuyen a dotar al espacio de más prestigio y relevancia internacionales.   

El vicepresidente de Cultura, Patrimonio y Deportes ha reconocido que uno de los aspectos que el Consejo quiere corregir de cara a futuras temporadas es la disminución de las funciones relacionadas con espectáculos infantiles o familiares. Esta temporada anterior sólo programaron 4 representaciones dentro de este ámbito escénico, una cifra notoriamente inferior a las 12 de la temporada 2011-2012.

Aun así, se debe hacer constar que las tres temporadas anteriores, desde 2008 a 2011, el número de espectáculos familiares era claramente deficitario. En concreto, en dos de estas temporadas sólo se programaron 2 representaciones familiares, tendencia que fue claramente invertida en la temporada 2011-2012 con la puesta en escena de 12 espectáculos dirigidos a los niños y sus familias. Con la nueva temporada ya comenzada, el Teatro Principal ha previsto la potenciación de los espectáculos familiares, dentro, según Rotger, de “la vocación de formar nuevas generaciones de público y abrir el abanico de la oferta a todas las generaciones ya todos los espectadores posibles “.

A modo de conclusión, el vicepresidente insular ha reafirmado que “con un presupuesto inferior al del resto de legislaturas, se ha conseguido incrementar la actividad escénica y aumentar tanto la recaudación como el número de espectadores”. Igualmente, ha incidido en que “todos los géneros han encontrado su espacio en el Teatro Principal para hacer realidad el objetivo de elaborar una programación abierta a los intereses de toda la población”. En opinión de Rotger, la configuración de este balance “ha venido de la mano de las aportaciones de profesionales, grupos, compañías y artistas de Mallorca, que, durante las dos últimas temporadas, han sido el apoyo neurálgico sobre el que ha girado la programación del Teatro Principal “

Otro aspecto que el responsable de la política cultural del Consejo ha puesto sobre la mesa ha sido que el acceso del público “ha facilitado manteniendo el precio de las entradas, conscientes de la necesidad de que la crisis económica no frene el interés los ciudadanos por la cultura “. Además, Rotger ha recalcado que los recursos del teatro se han gestionado “con la máxima prudencia y sentido de la responsabilidad, limitando notablemente el número de invitaciones para que no repercutiera negativamente en el rendimiento económico de las salas”. Paralelamente, tal como ha indicado, “se ha optado por abaratar los costes de producción, descartando buscar fuera de Mallorca los vestuarios, los decorados y otros elementos escénicos que pueden ser contratados, perfectamente, en nuestra isla, con una reducción sensible de los gastos “.

Finalmente, Joan Rotger ha felicitado públicamente a la directora gerente del Teatro Principal, Margalida Moner, ya todo su equipo, encabezado por el director artístico, José María Moreno, por, según dijo, “el gran trabajo realizado, plasmada en este excelente lento balance que consolida nuestro teatro como el espacio escénico de referencia en nuestra isla “.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.