Palma de Mallorca /30/09/2013/

Un profesor de 38 años de edad ha confesado ante el Cuerpo Nacional de Policía ser el autor material de la muerte de su hermano pequeño en Palma.

En su confesión, el varón afirmó que, hace unos 15 días, descuartizó a su hermano pequeño ( 32 años de edad) por causas que se están investigando lo descuartizó y lo metió en el congelador de su casa.

Los hechos se produjeron en el primer piso del número 6 de la calle Pere Llobera, a unos 100 metros del mercado de Pere Garau.

Sobre las cuatro de la madrugada, el profesor se presentó en dependencias de la Policía Nacional y confesó los hechos.

Automáticamente, agentes de la Policía Científica, Grupo de Homicidios, Forenses y autoridad judicial se personaron en el lugar del suceso, comprobaron la veracidad de la declaración y se procedió al arresto inmediato del asesino confeso.

A partir de ahora, los médicos forenses y los especialistas de la Policía Científica tratan de concretar la fecha exacta de la muerte, mientras que el Grupo de Homicidios está tomando declaración e interrogando exhaustivamente al asesino confeso.

Los vecinos del popular barrio de Pere Garau no daban crédito a lo sucedido.

“Eran dos hermanos que se llevaban relativamente muy bien, no entiendo lo que pudo pasar”, decía Pilar, vecina de toda la vida del autor material del crimen.

El detenido, de 38 años de edad es profesor, estaba separado y es padre de una niña de 6 años de edad.

Agentes de Policía Nacional han detenido esta madrugada a un hombre en Palma de Mallorca como presunto responsable de la muerte y descuartizamiento de su propio hermano.

El presunto homicida se ha presentado voluntariamente en la Jefatura Superior de Policía de Illes Balears para confesar los hechos y los agentes le han acompañado a su domicilio, donde han hallado dos congeladores con restos óseos, órganos y secciones del cadáver.

El arrestado y la víctima convivían en la misma vivienda desde hace aproximadamente un año, lo que había generado fuertes desavenencias entre ambos. La investigación de los agentes del grupo de homicidios continúa abierta.El presunto homicida manifestó en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano que había matado a su hermano, no recordaba cuantos días hacía, lo había descuartizado y lo había introducido en un arcón frigorífico que había escondido en el domicilio común.Los agentes se han desplazado junto al presunto autor de los hechos hasta la vivienda, donde han hallado un congelador independiente en el interior de un mueble de la cocina.

Dentro de este congelador se encontraba una bolsa de hielo, bajo la cual había restos óseos y bello corporal. El congelador del frigorífico principal de la vivienda también servía para ocultar más restos del cadáver, descuartizado en varias secciones con cortes precisos.  Hace aproximadamente un año que el hermano del detenido se había mudado al domicilio de éste.

La convivencia había generado fuertes desavenencias entre ambos, quienes se habrían enfrentado en numerosas discusiones. En una de estas riñas en el domicilio, el hermano cogió un martillo e intentó agredir al arrestado, quien le arrebató el arma y le asestó varios golpes mortales en la cabeza. Los investigadores se han incautado de diversas herramientas que el detenido habría usado para descuartizar el cadáver.

La investigación del grupo de homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Illes Balears continúa abierta para esclarecer completamente lo sucedido e identificar plenamente la identidad del cadáver.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.