“No puedes colgar ese cartel porque está escrito en castellano”. Esta fue la respuesta que recibió un joven que acudió al IES Son Canals de Palma y que pretendía colgar un cartel con la intención de vender sus libros antiguos. 

El joven, una vez finalizados sus estudios, pretendía colgar un pequeño cartel donde trataba de vender los libros del curso pasado. Se trata de una práctica muy habitual entre los estudiantes. De hecho, el personal del instituto Son Canals, pone a disposición de alumnos y profesores un tablón de anuncios para estos menesteres. 

El problema, según denuncia un grupo de estudiantes, es que el personal de administración, exige que para colgar cualquier cartel, éste debe estar escrito íntegramente en catalán, “lengua oficial del centro”. 

Al parecer, es norma del centro que todos los avisos, comunicaciones o trámites que quieran realizar los alumnos o profesores lo hagan en catalán. Es más, en la página web del centro educativo, en el apartado de idiomas tan sólo figura el CATALÁN y el INGLÉS, omitiendo por completo el castellano. 

Algunos padres están estudiando la posibilidad de interponer una denuncia judicial contra el instituto, además de ponerlo en conocimiento de la Conselleria d’Educació del Govern balear.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.