Mallorca /23/08/2013/

El número de sospechosos de venta ambulante en las playas identificados por los policías locales del Consejo de Coordinación de policías locales del Norte de Mallorca ha bajado en agosto un 19% en relación a las cifras del mes de julio, según los controles de venta ambulante hechos en las playas de Muro, Can Picafort, Port de Alcúdia y Port de Pollença, del 12 al 18 de agosto. Los agentes de los municipios de Alcúdia, Pollença, Muro y Santa Margalida, han hecho estos controles, que han dado como resultado 143 actas de denuncias administrativas por practicar la venta ambulante interpuesta a 35 personas, a las que se les intervino el material. En julio, el número de personas identificadas fue de 43. Entre el material requisado, a 13 vendedores se les intervino fruta; 8 se les requisó material para hacer masajes, ya 14, otros objetos entre los que relojes, gafas, ropa, etc. Los controles contra la venta ambulante en las playas forman parte de las acciones previstas en los calendarios de actuaciones conjuntas de varios consejos de coordinación de policía local. Estos controles se coordinan desde el Instituto de Seguridad Pública de las Islas Baleares (ISPIB), de la Consejería de Administraciones Públicas. El ISPIB centraliza la recogida de datos y, de forma periódica, se informa de los resultados de los controles que se están llevando a cabo en los diversos consejos de coordinación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.