Mallorca/28708/2013/

La consejera de Familia y Servicios Sociales del Gobierno de las Islas Baleares, Sandra Fernández, y la consejera ejecutiva de Bienestar Social del Consell de Mallorca y presidenta del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Catalina Cirer, han firmado hoy dos convenios destinados a personas con discapacidad cifrados en 12.460.169 euros. El primero de estos documentos supone la colaboración entre ambas administraciones para la que la Conselleria destina 10.261.823 euros al mantenimiento del concierto de 557 plazas para personas con discapacidad que gestiona el Consejo de Mallorca. Estas plazas se concentran en centros de día (188), centros ocupacionales (159), viviendas tuteladas (93) y residencias (117), concertados con las siguientes entidades: Abdem, Amadiba, Amadip, APNAB, Cerca , Aproscom, ASANIDESO, Asnimo, Aspace, Asprom, Coordinadora, Intress, La Purísima, Isla, Mater, Patronato de Inca-Juan XXIII, Prodis, Siloé, Ocho Vientos y Rehacer. El segundo convenio, de 2.198.346 euros, que se firma por primera vez, tiene por objeto facilitar al IMAS los recursos económicos necesarios para desarrollar determinados servicios y actuaciones dirigidos a personas con discapacidad. Entre estas actuaciones, encontramos el apoyo a los ‘Programas de Ocio Adaptado’, que es un recurso específico destinado a la inclusión social ya la orientación individual de personas con discapacidad física o mental de diferentes grados. Por ello, dentro de este servicio incluyen todo un conjunto de subprogramas que se adaptan a los diferentes usuarios. Otro servicio que se financia es el de ‘Respiro Familiar’, que se fundamenta en la prestación de atención por un período limitado a personas con discapacidad con el fin de permitir a sus cuidadores espacios de tiempo libre, descanso o conciliación de la vida laboral y / o familiar. También se incluye el ‘Apoyo a la Función Tutelar’, dirigido a personas legalmente incapacitadas y tuteladas para que se haga todo lo que sea necesario para su bienestar y desarrollo integral. El ‘Servicio de Rehabilitación Integral’ es un recurso que busca prestar un tratamiento psicosocial y profesional, así como la rehabilitación y recuperación médica de personas con discapacidad auditiva igual o superior al 33 por ciento. Finalmente, se financia el ‘Servicio de Vivienda supervisado de baja intensidad’, que es un servicio residencial de carácter permanente organizado en hogares de tipo unifamiliar o pisos que disponen de supervisión para las actividades diarias. Tanto Sandra Fernández como Catalina Cirer han coincidido a la hora de valorar la firma de estos acuerdos como una muestra de la importancia de la cooperación entre las administraciones, especialmente en estos momentos de crisis. Fernández también ha destacado que la Conselleria está trabajando para aumentar estas plazas para personas con discapacidad en el próximo año 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.