| Andratx | 25/08/2013

Conducir y haber consumido alcohol no resulta nada recomendable, más bien todo lo contrario. Un joven conductor que circulaba a las seis de la mañana de ayer por la autopista de Andratx, justo a la altura de la curva de Bendinat, en Calvià, sufrió un aparatoso accidente de tráfico del que, milagrosamente, salió ileso.

El varón, que iba acompañado por su novia, justo antes de llegar a un tramo curvo perdió el control y circuló unos 100 metros por el interior de la mediana de la autopista arrancando todo cuanto se encontraba a su paso: arbustos, matorrales, etc. Acto seguido, el vehículo salió escupido de nuevo al carril, golpeó contra un guardarraíl y volvió, en esta ocasión marcha atrás, hacia los carriles de la autopista.

No más implicados

Durante todo el siniestro, afortunadamente, ningún otro vehículo colisionó contra él. Cuando el Renaut Megane de color blanco que conducía se detuvo, los dos ocupantes pudieron salir del turismo sanos y salvos.

A la llegada de las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico, una vez practicada la correspondiente prueba de alcoholemia, se comprobó que el conductor había bebido y dio un resultado positivo. Por el suceso, se produjeron algunas retenciones que fueron eliminadas por la actuación de la Guardia Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.