Calvià | 25/08/2013

Un seto le salvó la vida. Así podría resumirse la historia de un joven de 21 años de edad y nacionalidad británica que, en la madrugada de ayer, se precipitó desde el balcón de su hotel en Palmanova.

Los hechos se produjeron a las 03.05 horas en el hotel Cala Blanca ubicado en la calle Duque de Extremera.

Al parecer y, según las primeras investigaciones practicadas por agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil en colaboración con la Policía Local de Calvià, el joven turista iba ebrio en el momento de producirse el accidente. Todo apunta a que el chico se asomó por el balcón de su habitación (segundo piso), perdió el control y cayó al vacío a un patio interior del complejo hotelero, concretamente, en la zona del parking de los vehículos.

Milagrosamente, cayó sobre una zona de setos. Estos amortiguaron el golpe y evitaron un golpe de mayor envergadura y gravedad.

Rápidamente, tres ambulancias del SAMU-061 se personaron en el lugar y atendieron al herido. El varón presentaba policontusiones varias por todo el cuerpo y fue trasladado de urgencia hasta el hospital de Son Espases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.